IRPH: Que es?

NOTICIA IRPH IMPORTANTE: Ya hay fecha y hora para la vista de la cuestión prejudicial sobre el IRPH en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE): el 25 de febrero de 2019 a las 14:30 horas

IRPH Entidades 2019: Último valor del IRPH Entidades: 2,037% en diciembre de 2018, sube 28 milésimas, ya que en noviembre de 2018 el IRPH se encontraba en el 2,009%

Gráfico anual del IRPH Entidades desde diciembre de 2017 hasta diciembre de 2018

Gráfico IRPH desde diciembre de 2017 hasta diciembre de 2018. El IRPH muestra ya claramente una tendencia alcista.

IRPH son las siglas de Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, y se refiere a un índice oficial cuyo valor varía mensualmente y es publicado por el Banco de España, aproximadamente el día 20 de cada mes. Las hipotecas a interés variable están referenciadas a un índice y estas varían de acuerdo al índice al que estén referenciadas. La inmensa mayoría de las hipotecas concedidas en España, están referenciadas al Euribor, pero un pequeño porcentaje se encuentran ligadas al IRPH. A pesar de ser un pequeño porcentaje las hipotecas IRPH respecto a las Hipoteca Euribor, la cantidad concreta de hipotecas IRPH que existen puede superar el millón.

Si el índice de referencia al que están ligadas las hipotecas, ya sea IRPH o Euribor, sube en un periodo determinado de tiempo la hipoteca se encarecerá y si, por el contrario, el índice baja la hipoteca se abaratará. Este abaratamiento o encarecimiento de la hipoteca viene determinado por lo que se denomina revisión de la hipoteca. Así pues, el cálculo de la cuota mensual a pagar por la hipoteca se revisa tras un periodo de tiempo determinado. Este periodo de tiempo determinado, viene señalado en el contrato hipotecario y generalmente suele ser de un año, aunque también existen hipotecas cuya revisión es semestral, incluso trimestral.

IRPH hoy

¿Cual es el IRPH actual? ¿Cómo está el IRPH hoy en día? Resumidamente diremos la situación del IRPH hoy en día:

El IRPH hoy como índice muestra una tendencia alcista, se pronostica una subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) para el otoño de 2019, que está impulsando al alza al Euríbor, y por tanto también al IRPH.

El IRPH hoy ya no se comercializa, dejó de comercializarse hace tiempo porque se encuentra totalmente demandado judicialmente, en todas las instancias juridicas, y ha llegado hasta la Justicia Europea, en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Existen altas probabilidades que el TJUE, resuelva a favor del cliente. Existen dudas de que la sentencia IRPH del Tribunal Supremo respete la normativa comunitaria en lo que respecta a la materia de protección a los consumidores y usuarios. Estas lagunas o dudas han llevado a que se eleven cuestiones prejudiciales al TJUE de casos IRPH, llevados por jueces o tribunales, paralizando sus procedimientos a la espera de que el TJUE conteste o  resuelva si el criterio del alto tribunal de no declarar la nulidad del IRPH va en contra de la normativa comunitaria en materia de protección a los consumidores y usuarios. La sentencia del TJUE dirá si el IRPH puede declararse nulo en contra del criterio del Tribunal Supremo, en el caso de que no se informara al cliente de la existencia del IRPH y de las consecuencias de su inclusión en el contrato hipotecario.

Las observaciones de la Comisión Europea van en la línea de declarar la cláusula IRPH del contrato hipotecario abusiva. El TJUE celebrará la vista pública de la elevación judicial del caso IRPH del juzgado 38 de Barcelona el 25 de febrero. Faltarán después las conclusiones del abogado general y finalmente el TJUE resolverá. No hay fecha para el dictamen del abogado general y tampoco para la sentencia del TJUE por el IRPH.

¿Cual es el método de cálculo del IRPH?

El IRPH y el Euribor son pues, índices de referencia de préstamos hipotecarios, pero su método de cálculo es muy diferente. Esta diferencia en el método de cálculo se traduce en que ambos señalan valores muy distintos y el IRPH siempre se ha situado por encima del Euribor y durante muchos años, especialmente los años de la crisis económica, el IRPH ha superado al Euribor en más de dos puntos. Tener por tanto una hipoteca referenciada al IRPH resulta claramente perjudicial para al cliente respecto a otra hipoteca que a igualdad del resto de condiciones que la primera, se encuentre referenciada al Euribor.

El Euribor señala el tipo de interés promedio al que un importante número de bancos europeos dicen concederse préstamos a corto plazo entre ellos mismos. En la concesión de una hipoteca se utiliza el valor Euríbor más un diferencial. Sin embargo, el IRPH es la media conseguida a partir de los tipos de interés de los préstamos hipotecarios con un plazo igual o superior a tres años que han sido concedidos por las entidades financieras durante el mes. El IRPH, al basarse en los intereses a los que han sido concedidas las hipotecas su valor lleva consigo el valor que tienen los índices hipotecarios más el diferencial, además de los gastos y comisiones aplicadas, es decir, el llamado TAE.  Pero si una hipoteca se concede referenciada al IRPH, su cuota mensual estará referenciada a este índice que recoge la media de los TAEs de las hipotecas concedidas durante un determinado mes, si a esa hipoteca se le añade además otro diferencial y otras gastos y comisiones, la hipoteca lleva consigo una añadidura de diferencial, gastos y comisiones, que teóricamente ya lleva implícitos en el mismo índice IRPH, porque el IRPH es la media aritmética simple de los precios ponderados por el saldo de las operaciones de préstamo con garantía hipotecaria a un periodo de tipo de tres o más años.

¿Cual es la situación actual del IRPH?

Actualmente, el IRPH se encuentra sumido en un gran laberinto judicial, ya que hay un número importante de demandas judiciales en todas las instancias, sobre préstamos hipotecarios en los que existe la denomina cláusula IRPH. No obstante, ya se va viendo la luz al final del túnel de este entramado judicial, ya que si bien en la sentencia del 22 de noviembre de 2017 el Tribunal Supremo dictaminó que la mera referencia de una hipoteca a un índice oficial como es el IRPH no implica falta de transparencia ni es un abuso, un juzgado de Barcelona elevó la causa de afectados del IRPH a Europa, es decir, al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). El juzgado de Barcelona solicitaba al TJUE que se pronuncie y aclare si la doctrina del Supremo se ajusta a la europea en materia de transparencia, y que por tanto el IRPH debe someterse al control de transparencia.

Las esperanzas de los afectados por el IRPH se incrementan en que finalmente desde Europa se dé razón a los clientes, ya que la Comisión Europea en sus observaciones, considera que las cláusulas que establecen el tipo de interés de una hipoteca serían nulas si se comercializaron sin la debida transparencia. Tras las observaciones de la Comisión Europea, parece bastante probable que el TJUE dictamine finalmente a favor de los clientes con cláusula IRPH en su contrato hipotecario.

EL IRPH, ese perfecto desconocido hasta que dejó de serlo

El IRPH ha pasado muchos años siendo un índice prácticamente desconocido ya que la inmensa mayoría de las hipotecas a interés variable, el 90%, eran concedidas referenciándolas al Euríbor y tan solo un porcentaje residual del 10%, las concedían al IRPH.

El IRPH se presentaba a los futuros hipotecados como un índice más estable, como un referente para el cálculo del tipo de interés que no experimentaba cambios tan bruscos como lo hacía el Euríbor. Era un mensaje que podía ser interpretado como una notable ventaja para el cliente, especialmente en los últimos años de expansión económica y del boom inmobiliario previos a la crisis financiera a nivel internacional y el estallido de la burbuja inmobiliaria a nivel local que empezaron a hacer acto de presencia ya evidente a finales del 2007. En esos años previos a la crisis el Euribor se encontraba en una tendencia claramente alcista que a muchos ciudadanos y familias con hipoteca asustaba porque revisión tras revisión la cuota mensual de la misma se encarecía.

Fue en julio de 2008 cuando el Euribor utilizado para las hipotecas alcanzó su máximo histórico: 5,393%. Era fácil presentar el IRPH y conseguir con las famosas palabras “es más estable que el Euríbor” optar por el IRPH. Pero es que, además, en muchos casos no se presentaron opciones, ni siquiera los hipotecados se enteraban de que su hipoteca a interés variable era especial porque no estaba vinculada al Euríbor, sino a otro índice conocido como el IRPH.

¿Por qué se decía que el IRPH era más estable?

Por su forma de cálculo del IRPH, este índice hipotecario recoge todas las variaciones que la banca van añadiendo o modificando a las hipotecas, si a las nuevas hipotecas que se conceden se les aumentan las comisiones, como la comisión de apertura, o por la ley de oferta y demanda se aumentan los diferenciales a las nuevas hipotecas ofertadas, los nuevos valores del IRPH se verán afectados aumentando.

Después de octubre de 2008, el Banco Central Europeo (BCE) decidió o tomó como decisión irremediable bajar los tipos de interés, es decir rebajar el precio del dinero, con el fin de reactivar la economía y favorecer el consumo en un escenario económico afectado severamente por la crisis económica.

Las bajadas sucesivas de los tipos de interés por parte del BCE, arrastraron a la baja al Euríbor que empezó a descender de forma vertiginosa. Ante un Euribor a la baja, los ingresos en la banca por la vía hipotecaria se reducían, ya que los hipotecados cada vez pagaban menos dinero en sus respectivas cuotas mensuales pues sus hipotecas se abarataban, entonces ahí llega la “estabilidad del IRPH”, si el Euribor baja, se aumentan las comisiones de las hipotecas, si el Euríbor baja más, se aumentan los diferenciales, y de hecho los diferenciales de las hipotecas aumentaron de forma generalizada por la caída del Euríbor, consiguiendo así colocar un potente freno a un posible descenso del IRPH.

El problema externo del IRPH

Las hipotecas vinculadas al Euríbor bajan vertiginosamente y las hipotecas vinculadas al IRPH se resisten a abaratarse tanto.

Si queremos analizar bien el IRPH, debemos de conocerlo con exactitud y explicar las razones, por las cuales se ha convertido en un índice tan polémico y totalmente judicializado, pasando por todas las instancias jurídicas: Juzgados de Primera Instancia, Audiencias Provinciales, Tribunal supremo y por último el Tribunal de Justicia de la Unión Europea constituyendo la llamada jurisprudencia IRPH. El problema externo del IRPH es lo primero que se descubrió y es cuando el IRPH empezó a conocerse en primer lugar por los afectados.

El Euríbor empezó a descender y cada vez de forma más rápida, acompasado por las rebajas en los tipos de interés por el BCE, sin embargo, el IRPH tomó mucho tiempo más en descender y cuando empezó a bajar siempre lo hizo de forma amortiguada y en los peores años de la crisis la diferencia entre ambos indicadores aumentó y se estabilizó en torno a los dos puntos, y dos puntos de interés significa pagar mucho más dinero al mes por una misma hipoteca, con las mismas variables, pero que una se encuentre referenciada al Euríbor y otra al IRPH. Ese es el problema externo del IRPH, que por una misma hipoteca se puede llegar a pagar de 200 a 300 euros más que otra hipoteca igual pero vinculada al Euríbor.

Contemplar que el Euribor y sus hipotecas vinculadas no dejan de caer y ver que el IRPH y sus hipotecas vinculadas no lo hacen igual sino con mucha diferencia, es lo que desató la indignación de los ciudadanos perjudicados por su hipoteca IRPH, es lo que llevó a descubrir que el método de cálculo del IRPH conlleva mucho perjuicio para los clientes con cláusula IRPH, es lo que hizo aparecer las primeras demandas contra el IRPH, es lo que llevó a crearse asociaciones y plataformas de consejo, de ayuda y de lucha contra el IRPH, es lo que produjo las primeras sentencias contra el IRPH, y es lo que hizo pasar al IRPH por todo el ordenamiento jurídico hasta el Tribunal Supremo y por no encontrarse una solución, doctrina o criterio claro es lo que llevó a que el IRPH pegará el salto hasta el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

¿Pero a qué se debía esta diferencia externa? ¿Por qué los hipotecados por el IRPH tenían que pagar mucho más dinero por sus hipotecas todos los meses? ¿Por qué muchos ciudadanos hipotecados se vieron ahogados por una hipoteca a la que no podían hacer frente porque no se acompasaba con las consecuencias de la crisis económica, en forma de rebajas en los salarios y despedidos, y otros ciudadanos sí que pudieron hacer frente a sus hipotecas porque al estar vinculadas al Euríbor sí que se acompasaron a las dramáticas consecuencias de la crisis experimentado rebajas importantes en sus cuotas? Seguramente muchos desahucios, muchas experiencias dramáticas vividas por familias enteras viéndose expulsadas de sus hogares y además de quedarse sin su hogar, con una deuda sobre sus espaldas, se habrían evitado si sus hipotecas en lugar de estar vinculadas al IRPH, hubieran estado vinculadas al Euríbor con cuotas mucho más asumibles en tiempos difíciles que las cuotas de Hipotecas IRPH, mucho más caras.

El problema interno del IRPH

El problema externo del IRPH, se deriva, de su problema interno, de su método de cálculo, de su fórmula matemática

El Euribor y los tipos de interés dictados por el BCE están íntimamente relacionados, y siguen trayectorias paralelas, si los tipos bajan el Euribor hace lo mismo y viceversa, si los tipos bajan mucho, y es lo que en realidad se ha producido porque ahora mismo se encuentran en el nivel más bajo de su historia, el 0%, el Euríbor también baja mucho y de hecho en febrero de 2018 rebaso la barrera del 0%, para instalarse en zona negativa, situándose en el 0,08% y además siguió descendiendo hasta que en febrero de 2018 llegó a su mínimo histórico el -0,191%. Sin embargo, el IRPH nunca ha bajado tanto, siempre se ha situado por encima del Euribor, porque el IRPH, por su método de cálculo engloba el Euríbor, y se ha encontrado por encima del Euribor de forma muy significativa, casi llegando en algunas ocasiones a los 3 puntos por encima y en los años de la crisis y actualmente con una diferencia estabilizada alrededor de los dos puntos.

El problema del IRPH es su método de cálculo

Los valores del IRPH se acompasan a las nuevas hipotecas concedidas, es decir, si las nuevas hipotecas son más caras el IRPH también sube de valor, si a las nuevas hipotecas concedidas se les aumentan los gastos, las comisiones, los diferenciales, los nuevos valores del IRPH también aumentan.

Mientras que los valores del Euribor, son independientes de las nuevas hipotecas concedidas, el IRPH no.

Si una familia o ciudadano firmó en su día una hipoteca a interés variable vinculada al Euríbor, durante toda la vida de la hipoteca el tipo de interés dependerá del Euribor, si este sube, su hipoteca subirá, y viceversa, pero nunca dependerá si las nuevas hipotecas que se conceden o se renueven sean más caras o baratas, son independientes de ellas. Sin embargo, si una familia o ciudadano firmó en su día una hipoteca a interés variable referenciada al IRPH, durante toda la vida de la hipoteca el tipo de interés no solo dependerá del Euríbor, si este sube o baja, sino también dependerá de las nuevas comisiones, gastos o diferenciales que se apliquen a las nuevas hipotecas concedidas, porque estos factores o variables son los que configuran los nuevos valores mensuales del IRPH, que se van publicando por el Banco de España, de modo que si los bancos deciden aumentar gastos, comisiones o diferenciales, todas las hipotecas IRPH se verán afectadas en sus correspondientes revisiones, que aunque generalmente se revisan al año, también pueden ser revisadas trimestral o semestralmente según se encuentre estipulado en el contrato hipotecario o reflejado en la escritura. Este es el problema del IRPH interno y que ha llevado a que se establezca una diferencia tan amplia entre los valores del IRPH y del Euríbor, quedándose siempre mucho más encarecidas las hipotecas IRPH respecto a las hipotecas Euríbor.

A una hipoteca Euribor, solo le afecta la evolución del Euríbor, a una hipoteca IRPH le afecta todo; le afecta la evolución del Euríbor, pero también le afecta que la banca en general decida aumentar los gastos y las comisiones, le afecta que aumenten las comisiones de apertura, los diferenciales… todos los aumentos, harán aumentar los próximos valores mensuales del IRPH.

En los contratos hipotecarios o en las escrituras de las hipotecas referenciadas al IRPH, no aparece normalmente la palabra IRPH de forma tan clara. El IRPH también se le conoce como IRPH Entidades, o IRPH Conjunto Entidades o como el “Tipo medio de los préstamos hipotecarios, a más de tres años del conjunto de las entidades de crédito”, aunque también puede aparecer en la escritura como el “Tipo medio de los préstamos hipotecarios, a más de tres años de las Cajas de Ahorro” o con los mismos términos, pero finalmente de los Bancos, ya que antes de 2013 existían tres variantes del IRPH: IRPH Cajas de Ahorro, IRPH Bancos y IRPH Conjunto Entidades. Pero ¿qué es el IRPH exactamente?

¿Qué es exactamente el IRPH? El IRPH y el TAE

El IRPH es el tipo de préstamos hipotecarios a más de tres años concedidos por el conjunto de las entidades de crédito. Se utiliza para revisar las hipotecas a interés variable referenciadas a este índice, que es la media simple de los tipos de interés medios ponderados de las operaciones de préstamo con garantía hipotecaria de plazo igual o superior a tres años para la adquisición del préstamo con garantía hipotecaria de plazo igual o superior a tres años para la adquisición de vivienda libre iniciadas o renovadas por los bancos y cajas de ahorro en el mes a que se refiere el índice. Para este cálculo se utiliza Tipos Anuales Equivalentes. Y aquí se encuentra el gran problema: el Tipo Anual Equivalente, se conoce como el TAE, y el TAE se utiliza para comparar hipotecas, porque a partir de su valor, se sabe si una hipoteca es más cara o más barata que otra, ya que el TAE, incluye los gastos y las comisiones que no incluye el TIN, el Tipo de Interés Nominal.

En el cálculo de la media a la que hace referencia la definición del IRPH se utilizan tipos anuales equivalentes. Es decir, el TAE, que precisamente su misión es la de ayudar a las personas a comparar productos bancarios.

Antes solo existía el T.I.N., que es el Tipo de Interés Nominal, que es el tanto por cien de interés que se ha acordado en un préstamo ya sea personal o hipotecario, es decir, el dinero extra que deberemos pagar además del que se nos ha prestado, pero en el TIN, se quedaban muchas cantidades de dinero fuera, que eran como si no existiesen, pero sí que existen porque hay que pagarlas. El Banco de España en 1990 creó la TAE, para que los gastos extra estuvieran en esta tasa incluidos y así de esta manera pudieran compararse unos productos con otros, unas hipotecas con otras… De esta manera para el cálculo del TAE de una hipoteca o préstamo hipotecario se tiene en cuenta lo siguiente:

  • El Tipo de Interés Nominal (TIN)
  • Los diferentes gastos y comisiones incluidas o que debemos pagar al banco, por el préstamo hipotecario que nos van a conceder.
  • El plazo de la operación.

En definitiva, la Tasa Anual Equivalente, o por sus siglas la TAE, es un indicador en forma de porcentaje cuya finalidad máxima es que los futuros hipotecados puedan comparar con exactitud hipotecas diversas que se oferten sabiendo de forma real lo que cuestan. En la TAE, se encuentran reflejados gastos como la tasación y los impuestos. En las hipotecas a interés variable la evolución del índice hipotecario al que están referenciadas las hipotecas afectaran a las cuotas mensuales que se paguen por las mismas, pero en una hipoteca variable referenciada al Euribor solo le afectarán las subidas o bajadas del Euribor, sin embargo a una hipoteca referenciada al IRPH, le afectarán las subidas, o bajadas del Euribor, y los cambios que las entidades financieras decidan sobre las comisiones, gastos o diferenciales para las nuevas hipotecas concedidas, porque el IRPH se calcula a partir de los TAE de las hipotecas concedidas o renovadas en el mes al que se refiere el índice.

¿Es el IRPH ilegal?

El IRPH no es ilegal. El IRPH es legal, es un tipo de referencia oficial del mercado hipotecario que el Banco de España publica en el BOE. Se encuentra por tanto regulado y reglamentado administrativamente, pero su aplicación sí que puede ser ilegal o ser considerada abusiva. Es decir, el IRPH es un instrumento legal, pero que puede ser aplicado en un contrato hipotecario de forma abusiva o ilegalmente. Si se demuestra que la cláusula IRPH se incorporó al contrato hipotecario sin superar el control de transparencia podrá ser declarada abusiva.

La situación de incertidumbre jurídica sobre el IRPH, los diferentes criterios aplicados en las sentencias contra las hipotecas IRPH, y el hecho de que los casos IRPH hayan recorrido todas las instancias jurídicas e incluso se haya llegado hasta el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), son los efectos producidos por no existir todavía una sentencia clara que siente doctrina. Por ello, diversos jueces han paralizado sus procedimientos de hipotecas IRPH y han elevado cuestiones prejudiciales al TJUE. De todas maneras, la tendencia que parece ser que se va aclarando en todo el recorrido de la jusrisprudencia IRPH, es que aunque el IRPH sea un instrumento legal, la cláusula que hace uso de él en un contrato hipotecario, es decir, la cláusula IRPH, puede ser abusiva si se demuestra que no supera el control de transparencia.

¿Es el IRPH manipulable?

Muchos afectados por el IRPH consideran el índice IRPH manipulable, pero debemos ser rigurosos en esta calificación del índice hipotecario. ¿Estamos simplemente diciendo que el IRPH es manipulable, o además se está señalando que de hecho se ha manipulado? Es una diferencia importante. Cuando se dice que el IRPH es manipulable, hay que saber que este calificativo se puede aplicar a cualquier elemento o a cualquier bien o servicio, pero una cosa, es decir, que algo es manipulable y otra muy distinta, es afirmar que se ha manipulado real y malintencionadamente y de forma acordada entre diversos agentes.

Cuando se afirma que el IRPH es manipulable, ¿se quiere decir, que se actúa de forma directa malintencionadamente para que los ciudadanos con hipotecas referenciadas al IRPH paguen más por sus hipotecas, y además que existe un acuerdo generalizado de actuar así a propósito, entre varios agentes para que esto ocurra? Esto no puede ser afirmado, porque no existe ninguna prueba de ello.

El IRPH siempre está por encima del Euríbor, porque los valores que alcanza el IRPH mes a mes, depende de los tipos de interés que se apliquen a las nuevas hipotecas concedidas y cada banco adapta sus ofertas hipotecarias a la situación de la economía, de los tipos de interés y de la ley de la oferta y de la demanda en el mercado hipotecario.

Como decimos, los valores que alcanza el índice IRPH Entidades, depende de la media del tipo de interés al que se hayan concedido las nuevas hipotecas. Si las nuevas hipotecas se han concedido con comisiones más altas o diferenciales más altos, el nuevo valor mensual del IRPH será más alto que el del mes anterior y si estas comisiones o diferenciales bajan en las nuevas hipotecas concedidas, los nuevos valores del IRPH bajarán. De hecho, cuando el Euríbor no dejaba de bajar, los bancos para compensar las pérdidas de ingresos por un Euríbor tan bajo, aumentaron los diferenciales sobre las hipotecas y, como consecuencia de encarecer las hipotecas, el IRPH al ser dependiente de los tipos de interés aplicados a las nuevas hipotecas, los valores del IRPH no bajaron tanto como el Euríbor. Pero de esta subida generalizada de los diferenciales de las hipotecas a interés variable, no se puede implicar que lo hicieran con el propósito directo y acordado entre los banqueros de que las hipotecas IRPH no bajaran tanto como el Euríbor, sino que cada banco de forma individual adaptó sus ofertas hipotecarias de acuerdo a sus intereses y de acuerdo al escenario económico y del mercado hipotecario del momento, es decir, en una situación de crisis económica con escasa demanda hipotecaria, con tipos de interés bajos y con un Euríbor en caída vertiginosa.

Aunque el IRPH no haya sido manipulado, a los consumidores con hipotecas IRPH se les perjudicá económicamente desde la primera cuota pagada en su hipoteca, porque por la propia configuración del índice hipotecario o fórmula de cálculo, el IRPH se situa siempre con valores superiores al Euríbor. Si la Justicia Europea, finalmente determina que la aplicación del índice IRPH para el cálculo del tipo de interés de un préstamo hipotecario, es decir, la cláusula IRPH, debe superar los criterios de transparencia y si no los supera, la cláusula será declarada abusiva y por  tanto nula, se podrá conseguir que se restituyan las cantidades de dinero pagadas de más a causa de la cláusula, si se consiguierá demostrar en una demanda que fue aplicada en el  contrato hipotecario sin transparencia o no se explicó al cliente la inclusión en la hipoteca del índice IRPH y de las consecuencias de su aplicación.

Diferencia entre el índice IRPH y la cláusula IRPH

Se ha de diferenciar claramente entre índice IRPH y la cláusula IRPH, ya que es la diferenciación de ambos elementos hipotecarios lo que puede llevar a que una hipoteca IRPH sea demandada y consiga ser resuelta con sentencia positiva para el cliente.

El índice IRPH y la cláusula IRPH son elementos hipotecarios muy diferentes.

Índice IRPH: El IRPH es un tipo de referencia oficial del mercado hipotecario. El IRPH es por tanto un índice oficial, regulado y reglamentado legalmente. Su definición y forma de cálculo vienen recogidos en la Circular del Banco de España 5/2012, de 27 de junio (BOE de 6 de julio). Por lo tanto, el tipo de referencia IRPH no es ilegal.  El índice IRPH, además, no puede ser objeto de transparencia según la Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores, por ser un índice oficial regulado y reglamentado administrativamente.

Cláusula IRPH: La cláusula IRPH es la aplicación del índice IRPH en un contrato hipotecario para el cálculo de un elemento esencial en el préstamo como es el tipo de interés. Es decir, es el texto que señala que el préstamo hipotecario de interés variable, para el cálculo de su tipo de interés se utilizará el índice IRPH, y así gracias a la cláusula IRPH, en las correspondientes revisiones de la hipoteca a interés variable, ya sea revisión anual, semestral o trimestral se tomará el nuevo valor del IRPH publicado por el Banco de España en el Boletín Oficial del Estado (BOE), como tipo de referencial para el cálculo de la nueva cuota mensual a pagar por la hipoteca. La cláusula IRPH a diferencial del índice IRPH sí que puede ser objeto de transparencia y si no se ha explicado al consumidor siguiendo los criterios claros de transparencia podrá ser declarada abusiva.

Entonces, por un lado, tenemos un instrumento, el índice IRPH, y por otro lado su aplicación, la cláusula IRPH. El instrumento, el índice IRPH, es legal, pero su utilización, la cláusula IRPH puede ser ilegal o abusiva. Podemos entenderlo mejor con un ejemplo, un vehículo es un instrumento, y es legal si cumple todos los requisitos administrativos, pero su utilización puede ser abusiva y puede ser objeto de sanción, por ejemplo, utilizando ese vehículo circulando a excesiva velocidad con él.

Y según la línea del voto particular de la sentencia y las observaciones de la Comisión Europea por las cuestiones prejudiciales elevada por un juez con un procedimiento IRPH, la cláusula IRPH debe ser objeto de transparencia y exige un plus de información por parte del profesional dada la complejidad del índice IRPH. Para superar el control de transparencia, la aplicación del IRPH, o la cláusula IRPH, debió de explicarse la configuración del índice, su evolución en el pasado, su posible evolución futura, y comparándolo con otros índices hipotecarios existentes en el mercado, como por ejemplo el Euríbor.

Diferencia entre Hipotecas IRPH e Hipotecas Euríbor. IRPH vs Euríbor

Las hipotecas a interés variable referenciadas al IRPH frente a las hipotecas a interés variable referenciadas al Euríbor, constituyen un porcentaje residual. Estaríamos hablando de un 10% de hipotecas IRPH frente a un 90% de hipotecas Euríbor del total de las hipotecas a interés variable. Las hipotecas fijas no están referenciadas a ningún índice, por lo que son independientes a la evolución del IRPH o a la evolución del Euríbor.

Sin embargo, ¿Por qué en las hipotecas a interés variable un pequeño porcentaje de ellas se comercializaron referenciadas al IRPH mientras que en la inmensa mayoría fueron comercializadas con la vinculación Euríbor? ¿Por qué ese pequeño porcentaje de hipotecas tienen que sufrir el perjuicio económico que supone tener una hipoteca con vinculación IRPH? A pesar de ser un porcentaje residual las hipotecas IRPH, diversos cálculos apuntan a que existe alrededor de un millón de afectados por las hipotecas IRPH. Parece ser que las hipotecas IRPH se comercializaban antes más a través de las antiguas Cajas de Ahorro, la mayoría de las cuales fueron absorbidas posteriormente por los grandes bancos como el Banco Sabadell o BBVA. Las reclamaciones por hipoteca IRPH que fueron comercializadas por las antiguas Cajas se deben interponer ahora a los bancos que absorbieron las Cajas de Ahorro, porque ahora esas hipotecas les pertenecen.

Pero para saber la diferencia económica que supone tener una hipoteca IRPH frente a una hipoteca Euribor, vamos a comparar dos pares de hipotecas a interés variable con los datos del IRPH y del Euríbor de diciembre de 2018. El primer par de hipotecas será a igualdad en todas las condiciones, salvo que una estará vinculada al IRPH y otra vinculada al Euríbor y ambas con un diferencial sobre el índice, ya sea IRPH o Euríbor del 0,50%. El segundo par de hipotecas tendrán todas las condiciones iguales salvo que una estará vinculada al IRPH y la otra al Euríbor, y además con la diferencia que una tendrá un diferencial sobre el IRPH del 0,25% y la otra hipoteca con diferencial sobre el Euríbor del 1%, para asemejarse más a como supuestamente se comercializaban antes las hipotecas, con un diferencial menor en las hipotecas IRPH.

Hipotecas de 120.000 euros pendientes, con un plazo restante de 20 años. El par de simulaciones superior, el del IRPH y el Euríbor con un diferencial igual en ambos casos, de 0,50%, señala una hipoteca de 119,19 euros más cara en el caso de la hipoteca IRPH.

En el par de simulaciones inferior con un diferencial de 0,25% en el caso de la hipoteca IRPH y de 1% en el caso del Euríbor, señala que la hipoteca a IRPH es 78,52 euros más cara que la del Euribor, incluso a pesar de tener la hipoteca IRPH un diferencial  0,75% inferior. Cambiando las condiciones de capital pendiente o plazo pendiente la diferencia puede ser más abultada o menos, pero siempre resulta significativamente más cara una hipoteca IRPH frente a una hipoteca Euríbor.

La hipoteca IRPH lleva consigo duplicidad de gastos, de comisiones, de diferenciales

El problema es todavía mayor en las hipotecas IRPH respecto a las hipotecas Euríbor, puesto que cuando se concedía una hipoteca referenciada al IRPH, como los valores del índice IRPH se calculan a partir de los TAE de las hipotecas concedidas o renovadas, ya de por sí llevan internamente aplicados la media de los gastos y las comisiones de esas hipotecas concedidas o renovadas, pero es que a las hipotecas IRPH, además se le incluían sus propios gastos y comisiones y por su puesto su propios diferenciales, es decir llevan una duplicidad de gastos, de comisiones y de diferenciales. En otras palabras, una hipoteca IRPH lleva comisiones gastos y diferenciales por duplicado, unos directos, es decir los propios gastos y comisiones y diferencial que toda hipoteca a interés variable lleva consigo, pero otros gastos, comisiones o diferenciales indirectos, que se encuentran en los TAE de las nuevas hipotecas concedidas o renovadas y que son utilizados para calcular el siguiente valor mensual del IRPH, con el cual revisar las hipotecas que les toque renovar con ese nuevo IRPH mensual. Todo lo anterior explica porque una hipoteca vinculada al IRPH siempre ha sido, es y será más cara que otra hipoteca a igualdad de condiciones pero referenciada al Euribor y también explica porque los ciudadanos con hipoteca IRPH se han visto tan perjudicados y afectados por la cláusula IRPH que figura en sus contratos hipotecarios. Prueba de esta situación, es el siguiente gráfico histórico de los valores del IRPH, de los valores del Euríbor y de la diferencia de valores entre el IRPH y el Euribor, que presentamos.

Gráfico histórico del IRPH Entidades y del Euríbor y de la diferencia entre los valores del IRPH y los valores del Euribor
Gráfico histórico del IRPH Entidades y del Euríbor y de la diferencia entre los valores del IRPH y los valores del Euribor

En el gráfico historico del IRPH, del Euríbor y de la diferencia entre ambos, se observa claramente que el IRPH siempre se sitúa por encima del Euríbor, y que además durante los años de la crisis esta diferencia, la diferencia entre los valores IRPH y Euribor, se ha estabilizado alrededor de los dos puntos, lo cual implica pagar mucho más dinero de cuota mensual en una hipoteca IRPH que en otra hipoteca a igualdad de condiciones con la única diferencia de que se encuentre referenciada al Euribor.

El IRPH y el diferencial

En las hipotecas a interés variable existen dos componentes para calcular el tipo de interés que se le aplique al capital prestado, uno es el índice hipotecario, Euríbor o IRPH y otro es el diferencial. Ambos componentes se suman y el resultado de la suma nos dice el tipo de interés de la hipoteca y así se habla de hipoteca al Euribor +1% o hipoteca al IRPH +1%, por ejemplo. El componente del índice hipotecario (Euríbor o IRPH) es variable, porque el Euribor o el IRPH van cambiando sus valores mensualmente, es decir, van evolucionando, y el otro componente, el diferencial es fijo, y se determina en el momento de la constitución de la hipoteca.

La hipoteca IRPH debía de haber contado con un diferencial significativamente negativo

Quizás todo se hubiera podido solucionar en las hipotecas IRPH, si cuando se comercializaban dichas hipotecas IRPH, a estas se les hubiera aplicado un diferencial negativo, tan negativo como para compensar esta duplicidad de gastos, comisiones y diferenciales que como hemos comentado lleva directa e indirectamente aplicados una hipoteca IRPH. Un diferencial tan negativo como superior a 2 puntos, porque durante muchos meses, y especialmente en los años de la crisis económica la diferencia de los valores IRPH y Euribor ha sido superior a 2 puntos. Sin embargo, en muchas demandas y sentencias que se han conocido contra hipotecas IRPH, a estas no se les aplicaba diferenciales negativos, sino positivos.

Con una diferencia tan importante entre los valores del Euríbor y del IRPH, superior muchos meses a dos puntos, es normal que los ciudadanos con hipoteca IRPH se sintieran ninguneados, perjudicados y afectados por su hipoteca respecto a otros que con hipoteca Euribor, cuyas cuotas eran mucho más baratas y que bajaban considerablemente revisión tras revisión, mientras que las hipotecas IRPH bajaban a un ritmo considerablemente más lento en comparación las hipotecas Euribor. Incluso mientras que las hipotecas Euribor, inmediamentamente después del inicio de la política de bajadas de tipos de interés por el Banco Central Europeo (BCE) empezaron a abaratarse, las hipotecas IRPH se resistieron durante meses a bajar y cuando también bajaron lo hicieron a un ritmo más lento y mucho menos cuantioso.

Demandas IRPH, sentencias IRPH, jurisprudencia IRPH

Empezaron las demandas contra las hipotecas IRPH, aparecieron las primeras sentencias, muchas de ellas en contra del cliente y a favor de la entidad financiera, pero otras fueron a favor del cliente, y después llegaron los recursos tanto de las sentencias a favor del banco como de las sentencias a favor del cliente y se fue ascendiendo por toda la escala judicial. Aquí señalamos el recorrido de las hipotecas IRPH, del índice IRPH o de la cláusula IRPH:

  1. Juzgados de Primera Instancia
  2. Audiencias Provinciales 
  3. Tribunal Supremo
  4. Tribunal de justicia de la Unión Europea (TJUE)

El IRPH y el Tribunal Supremo. Laberinto judicial en el IRPH

La sentencia del Tribunal Supremo, por el primer caso IRPH admitido a trámite, fue por una hipoteca referenciada al IRPH Entidades, y de la que estuvieron pendientes muchos ciudadanos, afectados por el IRPH, abogados especializados en el IRPH, jueces, periodistas, medios de comunicación… era una sentencia del alto tribunal español de la que se esperaba que sentara doctrina, con el fin de que a partir de ella se juzgara adecuadamente a las próximas demandas que llegaran a los juzgados contra hipotecas IRPH. Pero en lugar de fijar un criterio claro, lo que consiguió la sentencia IRPH del Tribunal Supremo fue complicar más el asunto y hundir el caso IRPH en un gran caos, incertidumbre o laberinto judicial.

Laberinto judicial en las demandas contra el IRPH

En la sentencia conocida el 14 de diciembre de 2017 del Tribunal Supremo sobre el caso IRPH, se dictaminó a favor de la entidad financiera y por consiguiente en contra del cliente. Fue una noticia que fue acogida con un gran pesimismo inicial por parte de los afectados por el IRPH y por parte de sus abogados, máxime cuando el Tribunal Supremo ya se había pronunciado en contra de las Hipotecas Multidivisa, contra las cláusulas suelo y contra los gastos de formalización de la hipoteca, pero llegó el caso IRPH y se posiciono a favor de la entidad financiera, al considerar que una hipoteca referenciada a un índice oficial, como es el IRPH no significa falta de transparencia, ni motivo de constitución de abuso bancario, por lo que no se pueden anular los contratos hipotecarios ligados al IRPH al no ser considerados abusivos.

El préstamo hipotecario al estar referenciado al IRPH Entidades, y que este está definido legalmente, no corresponde al control de la jurisdicción civil conocer si el índice aplica o no la normativa reguladora, sino a la Administración, y el IRPH no puede ser objeto de control de transparencia porque al ser un índice regulado y reglamentado queda excluido, según la Directiva 93/13 sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores, del control de transparencia, pero sí que puede estar sometida al control de transparencia la cláusula que lo incorpora. En otras palabras, no se puede juzgar al IRPH, al ser un índice oficial, regulado y reglamentado, pero la cláusula que incorpora al IRPH en un contrato hipotecario para el cálculo del tipo de interés de la hipoteca sí que debe estar sometida al control de transparencia.

Pero el Tribunal Supremo, consideró que la cláusula IRPH al ser de carácter esencial, el consumidor debía advirtir su importancia económica y jurídica o no debía no conocer el interés que resultará de su aplicación y como se trata de índices oficiales los que se aplican en una hipoteca, incluido por supuesto el IRPH, el alto tribunal argumentó que resultaba fácilmente accesible para un consumidor medio, normalmente informado y razonablemente atento y perspicaz, conocer que hay diferentes sistemas de cálculo y comparar las condiciones utilizadas por distintos prestamistas en un elemento tan esencial como es el propio precio del préstamo.

El voto particular del Tribunal Supremo en el caso IRPH

El inicial pesimismo y desanimo de los afectados por la noticia de que el Tribunal Supremo se posicionara a favor de la entidad financiera fue convirtiendose en esperanza de que la situación pronto revirtiera, al ir conociendo la sentencia en profundidad, especialmente su voto particular posicionado a favor del cliente. La misma sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso IRPH, también contenía un voto particular de un magistrado, al que se adhirió otro magistrado más, que se posicionaba a favor del afectado por la hipoteca IRPH, explicando que teniendo en cuenta la complejidad del IRPH para la comprensibilidad del consumidor medio, el profesional encargado de ofrecer la hipoteca IRPH al cliente, debía de realizar un plus de información que le era exigible acerca del alcance y funcionamiento concreto que dicho índice comportaba para las obligaciones financieras que iba a asumir el consumidor. Es decir, la mera referencia al índice IRPH o a conceptos más amplios o descriptivos no era suficiente, se hacía necesaria la explicación de la peculiaridad de la configuración del IRPH respecto a otros, como por ejemplo el Euríbor, el funcionamiento concreto de su mecanismo de aplicación, escenarios anteriores de evolución del IRPH y su comportamiento razonablemente previsible en el momento de la contratación del préstamo hipotecario.

Los jueces siguen declarando la cláusula IRPH abusiva y finalmente el caso IRPH llega al TJUE

En definitiva, la sentencia del Tribunal Supremo no sirvió para sentar jurisprudencia y de fijar un criterio claro de cara a la multitud de demandas contra el IRPH existentes y las que se avecinaban y por ello diversos juzgados siguieron sentenciando a favor del cliente, es decir, en contra de la sentencia del alto tribunal.

La disparidad de criterios y el laberinto judicial en la que la sentencia del Tribunal Supremo con el mismo voto particular incluido en ella conllevaba, condujo a que finalmente se paralizaran procedimientos y se elevaran cuestiones prejudiciales al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). El primer juzgado que elevó cuestiones prejudiciales por un caso de hipoteca IRPH, fue el juzgado número 38 de Barcelona.

El TJUE dio tiempo a las partes para que presentaran sus observaciones y la Comisión Europea presentó las suyas, y afortunadamente para todos los afectados con hipoteca IRPH, fueron observaciones muy en la línea del voto particular de la sentencia del 14 de diciembre de 2017 sobre el caso IRPH, es decir, a favor del cliente.

La Comisión Europea a favor del cliente en el caso IRPH

Del voto particular de la sentencia del alto tribunal y de las observaciones de la Comisión Europea, podemos extraer las siguientes conclusiones:

1.- Hay que diferenciar entre lo que es el IRPH, como índice hipotecario oficial y que por tanto no puede estar sometido al control de transparencia, y la cláusula IRPH que lo incorpora y de que de su aplicación resulta el tipo de interés del préstamo hipotecario. La cláusula IRPH, sí que debe estar sometida al control de transparencia.

2.- Para que una cláusula IRPH supere el control de transparencia se debe explicar de forma clara y transparente al consumidor:

  • La peculiar configuración del índice IRPH
  • Su evolución en el pasado. Escenarios sobre su comportamiento.
  • Posible evolución del índice sobre el futuro, es decir, previsibles escenarios de su comportamiento.
  • Todo ello comparado con otros tipos de índices disponibles en el mercado en el momento de la contratación, como por ejemplo el Euríbor.

Pero ante estas exigencias de transparencia, cabe preguntarse una obviedad… ¿Quién hubiera contratado una hipoteca IRPH frente a una hipoteca Euribor, sabiendo que la configuración de un índice tan peculiar como es el IRPH, le lleva a situarse de forma permanente y a mucha distancia sobre el Euribor, siendo por tanto una hipoteca que se firme con el IRPH, siempre mucho más cara que la misma hipoteca, pero vinculada al Euribor? La respuesta es clara, absolutamente nadie.

El IRPH congelado

Además de todo lo anterior, hay que indicar que existen otros supuestos abusos con respeto a las hipotecas IRPH. Anteriormente a noviembre de 2013, existían tres variantes del IRPH: IRPH Cajas, IRPH Bancos e IRPH Entidades.

El más caro era el IRPH Cajas, el más bajo en sus valores era el IRPH Bancos, y el IRPH Entidades siempre se situaba con valores intermedios. Pero en noviembre de 2013, desaparecieron el IRPH Cajas y el IRPH Bancos, además del índice CECA, a través de la Ley 14/2013, del 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización.

Algunos hipotecados con la desaparición de este índice consiguieron que su hipoteca a partir de entonces se referenciara al Euribor +1%,  siendo estos los más afortunados, otros, ya no tan afortunadas, sus hipotecas se vincularon al IRPH Entidades, que fue el único IRPH que no desapareció, pero otros, totalmente desafortunados, sus hipotecas a interés variable, se les convirtió en hipoteca fija, porque se tomó el último valor del IRPH desaparecido y con ese valor se quedó de forma fija más su respectivo diferencial para el cálculo del tipo de interés de su hipoteca y fueron desafortunados porque desde 2013 hasta la actualidad el IRPH Entidades bajó, no tanto como el Euribor pero sí que bajó y hubo meses que se situó por debajo del 2%, y no por encima del 3% como sí que estaban los IRPH en el 2013.

Hubo por tanto ciudadanos con hipoteca IRPH, que se quedaron con una hipoteca que pasó a ser de variable a fija de forma repentina, o con un IRPH congelado. Esto nunca debió de haberse producido porque como se indicaba en la disposición adicional decimoquinta, referente al Régimen de transición para la desaparición de índices o tipos de referencia de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, las referencias a los tipos desaparecidos, es decir, el IRPH Cajas, IRPH Bancos y CECA, debían de ser sustituidos por el tipo o índice de referencia sustitutivo previsto en el contrato, y en caso de que no se hubiera señalado sustituto o este sustituto también hubiera desaparecido se aplicaría el IRPH Entidades.

El IRPH en el TJUE

Lo más importante es que finalmente el caso IRPH, las hipotecas IRPH, o las cláusulas IRPH, se encuentran en manos de la Justicia Europea, es decir, en manos del TJUE. Con la resolución, dictamen o sentencia del TJUE sobre el IRPH llegará finalmente la doctrina, es decir, el criterio sobre el cual los juzgados o tribunales españoles podrán dictaminar sobre las futuras demandas en contra del IRPH, o las demandas IRPH que se encuentran en proceso, o cuyos procedimientos se han paralizado precisamente para esperar la respuesta del TJUE sobre el IRPH.

El IRPH en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)

Lo que resulta muy evidente, es que todos los implicados, agentes o partes interesadas en la resolución del TJUE sobre el caso IRPH, están moviendo sus posiciones o estableciendo sus propias estrategias: los mismos afectados o hipotecados al IRPH, sus abogados, los medios de comunicación y por supuesto la banca.

Hay bancos con clientes con hipotecas IRPH que les están ofreciendo soluciones, pero los abogados están advirtiendo que estas soluciones no están encaminadas a restaurar las cantidades pagadas de más debido a la cláusula IRPH, sino que su finalidad es la de paliar daños en caso de una más que posible resolución positiva para el consumidor por parte del TJUE en el caso IRPH y los mismos abogados están aconsejando esperar a la sentencia del TJUE, no aceptar la propuesta bancaria, que únicamente trata de eliminar la cláusula IRPH del contrato, convertir la hipoteca variable en fija, y conseguir una firma por parte del hipotecado en el que renuncie a emprender demandas judiciales en el futuro por su hipoteca IRPH. Los abogados advierten que un acuerdo extrajudicial podría fácilmente impedir una recuperación del dinero pagado de más gracias a la cláusula IRPH.

Las advertencias de Goldman Sachs o JPMorgan acerca de un fallo favorable al cliente del TJUE en el caso IRPH

Desde instancias de reconocido prestigio como JPMorgan o Goldman Sachs advierten del riesgo para la banca española de una resolución a favor del cliente en el caso IRPH.

JPMorgan, una institución financiera global, de gran solidez con más de 150 años, que proporciona una gran gama de servicios de banca de mayoreo, de banco de inversión, de acceso a mercados monetarios, cambiarios, de renta fija y de capital a gobiernos, empresas, instituciones financieras y clientes particulares de todo el mundo anticipa riesgos a la baja para los bancos españoles que cotizan en bolsa por la propia incertidumbre política y el temor de las demandas contra el IRPH.

Goldman Sachs ya ha advertido que una respuesta contraria al interés de los bancos del TJUE en el caso IRPH, representa un riesgo que podría tener fuertes implicaciones. De hecho, en su informe señala que la banca española se juega entre 7.000 y 44.000 millones de euros si la Justicia Europea se posiciona a favor de los clientes con cláusula IRPH.

Altas probabilidades de que el TJUE resuelva a favor del cliente en el caso IRPH

La situación de incertidumbre que produjo la sentencia del Tribunal Supremo por el caso IRPH a favor de la entidad financiera, con su voto particular incluido en la misma sentencia a favor del cliente provocó que se elevaran cuestiones prejudiciales al TJUE por parte de jueces o tribunales españoles y  llevo a que se paralizaran procedimientos sobre el IRPH. Estas elevaciones de cuestiones prejudiciales al TJUE tienen como misión contestar si el criterio del Tribunal Supremo en no declarar nulo el IRPH va en contra de la normativa comunitaria en materia de protección de los consumidores y de los usuarios.

Ahora le toca a la Justicia Europea, al TJUE, dictar una sentencia para resolver si el IRPH puede ser declarado nulo y si había obligación de los bancos de informar a los consumidores de la existencia del IRPH en su contrato hipotecario y de informar de las consecuencias que tenía la firma del mismo en la hipoteca, contradiciendo así lo que indicaba el alto tribunal de que no había obligación de informar al cliente, por ser el IRPH un índice oficial, regulado y reglamentado por el Banco de España.

Tanto las observaciones de la Comisión Europea, alineándose claramente a favor de los afectados por la hipoteca IRPH, así como las estrategias de los bancos, parecen predecir que existen muchas probabilidades de que finalmente el TJUE se posicione a favor de los afectados por el IRPH. Esto abriría un ancho camino para una gran profusión de demandas contra el IRPH en los juzgados españoles con altas probabilidades de acabar con una sentencia positiva para el consumidor.

Fecha y hora para la vista del TJUE para el caso IRPH

La vista sobre la cuestión prejudicial sobre el IRPH en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ya tiene fecha y hora: el 25 de febrero de 2019 a las 14:30 horas. La vista pública será la fase oral en la que se escucharán los argmentos de las partes. Después, no sabemos la fecha, el abogado general hará público su dictamen oficial, sus conclusiones y posteriormente llegará el verecdicto o sentencia por parte del TJUE. De momento solo conocemos la fecha de la vista pública, pero son muchos los que esperan una sentencia favorable al cliente afectado por el caso IRPH, como ocurrió en el caso de las hipotecas multidivisa y la retroactividad de las cláusulas suelo.

La Comisión Europea ya ha allanado el camino para que el TJUE dictamine a favor de los afectados por el IRPH, aunque es preciso señalar que las observaciones de la Comisión Europea no son vinculantes con la resolución que adopte el TJUE, como tampoco lo serán las conclusiones del abogado general.